Blogonovela: Confesiones de una Esposa Extranjera. Parte XIX

HeaderBlogo

Desesperanza

Pasé la hoja a la última página de la copia del diario de Gauri sin entender lo que sucedió aquella noche. Acaso…¿era Rohit hijo de Vikas? Me concentré en recordar  el rostro de Vikas, su mirada, su sonrisa. Era difícil determinarlo, después de todo, algunos sobrinos se parecían a sus tíos ¿no? Y Nalini, esa mujer tan dura, tan fría y obstinadamente conservadora, un guardián de  tradiciones…¿pudo permitirse un desliz con su cuñado?

Esa noche Rohit tardaría en llegar del hospital, me levanté de la cama y quemé las copias de las páginas del diario en la hornilla de la cocina. Ahora menos que nunca quería que descubriese que ese diario existía. Adoraba a su madre y la pureza que representaba. Me senté en la mesa del comedor a meditar frente a una taza de té. Parecía que había llegado a este país muchos años atrás y vivir en Delhi había sido la mejor decisión para ambos. Era difícil describir un país tan vasto y tan diverso como la India. Para mí era imposible definirlo como un país “espiritual”, como otros lo consideraban, ya que eso significaba ignorar la miseria que lo inundaba. Tampoco podía definirlo como asqueroso o desagradable, ya que implicaba desconocer la belleza que lo rodeaba. India, al igual que otros países, ofrecía múltiples caras.

En ocasiones olía a excremento de vaca y otras veces a carbón en brasas. Los aromas impregnaban cada esquina de la ciudad  como los insectos que nos visitaban antes de las lluvias. El monzón llegaba a Kerala durante el mes de Junio y se extendía a lo largo de todo el subcontinente impulsado por una masa de aire que rebotaba alrededor del país orquestada por las corrientes marinas y los vientos de los Himalayas. Los periódicos predecían su llegada y debatían sobre su intensidad cada año, cautivando la esperanza de millones de granjeros mientras la ciudad completa, cada mañana, escudriñaba los cielos, a la espera de que las nubes inundasen el firmamento y la brisa estimulase los corazones de los Delihenses.*

La vieja Delhi era mi rincón favorito de la ciudad ya que representaba la fantasía de cualquier Occidental que soñaba con venir a India: callejones estrechos, pasadizos abarrotados, multitudes apretujadas, rebaños de vacas y antiguos edificios con delicadas celosías esculpidas sobre piedra. El progreso tecnológico se veía reflejado en un atajo de cables desordenados que colgaban sobre nuestras cabezas, líneas telefónicas que se columpiaban como plantas enredaderas y torres repetidoras de telefonía móvil que competían con los minaretes de las mezquitas que perfilaban su sombra contra el lienzo del atardecer.

Cada esquina de la vieja Delhi escondía una sorpresa inesperada: una pelea de micos; un dhobi* lavando ropa sobre una superficie de loza; una mujer enfundada en su burca balanceándose estoicamente sobre una bicicleta o el magnífico jardín de una mansión del siglo XVIII.

El ambiente laboral en mi trabajo no era muy diferente al de mi cultura. La oficina estaba compuesta por un variopinto grupo de empleados que enfrentaban a diario los dilemas morales de cualquier sociedad. El jefe de redacción coqueteaba con la secretaria de recursos humanos mientras ella se debatía entre la lealtad hacía su prometido y sus necesidades económicas. La directora de proyectos era una mujer desenfadada que lucía faldas ajustadas y se rumoraba que tenía varios amantes. Sunil ahorraba cada rupia para una suntuosa boda y Lata, mi querida Lata me preocupaba. Había florecido una linda amistad entre ambas al cabo de pocos meses pero en los últimos días la notaba demacrada y llegaba tarde todas las mañanas. Acostumbrábamos a tomar una taza de té en el pasillo y yo solía escuchar con atención sus angustias e ilusión de casarse con su novio Arun por amor. Sus padres se oponían a la relación ya que Arun era mucho mayor que Lata y se había divorciado dejando dos hijos, sin embargo, Lata hacía caso omiso a los consejos de familiares y amigos, estaba enamorada y Arun era su primer amor. Los últimos días Arun había dejado de contestar sus llamadas y Lata lucía más preocupada de lo normal.

Esa mañana Lata no llegó. A media mañana la llamé a su teléfono móvil y no obtuve respuesta. Por alguna extraña razón tenía un mal presentimiento, Lata nunca faltaba a su trabajo. Le envié un mensaje a su celular preguntándole si algo andaba mal y continué trabajando tratando de concentrarme en la redacción de un artículo. Una hora después recibí su respuesta: “Camila, necesito tu ayuda, llámame”. De inmediato marqué su número sin vacilar.

—Hola Lata…¿qué sucede? ¿Estas bien?

Hubo un breve silencio y diez segundos después contestó con un hilo de voz—No…estoy muy mal…

—¿A qué te refieres?

—Estoy sangrando mucho, siento que voy a morir…

Me quedé sin aliento y casi dejé caer el teléfono.

—¿Donde estás Lata? ¿Qué te pasó?

—Estoy en el departamento de una amiga.

—Dime la dirección—anoté rápidamente sus indicaciones en una libreta y sin perder el tiempo tomé un taxi hacia ese domicilio.

El auto se detuvo frente a un edificio de seis pisos color arena. Le pagué al taxista sin esperar el cambio y me aproximé a la entrada para tomar un elevador. Al llegar al tercer nivel golpeé varias veces la puerta. Lata salió a mi encuentro. Sus labios no tenían color y estaban agrietados. Parecía una aparición.

—Pasa adelante

El departamento estaba muy oscuro ya que todas las cortinas estaban corridas. Una fragancia alimonada de cera para muebles se elevaba entre el polvo. Un fuerte olor a naftalina impregnaba el aire. Una polvorienta alfombra de Cachemira colgaba de la pared, representando el árbol de la vida en sutiles tonos de rojo y dorado.

—Siéntate Lata—le dije en tono autoritario. Ella bajó la vista y tomó asiento

—Cuéntame todo por favor…¿qué ha sucedido?

Lata me ofreció un café y lo rechacé. Se sentó en una poltrona desvencijada y comenzó a sollozar.

—Es Arun…

—¿Arun? ¿Qué hizo Arun?

—Nada…fui yo…he sido tan estúpida—rompió a llorar desconsoladamente. Esperé que se calmara. A cada sollozo temblaba y tomaba mis manos.

—Estuvimos juntos Camila, le entregué mi amor y quedé embarazada…

—¿Estas embarazada?—abrí los ojos perpleja.

—Ya no

—¿Cómo que ya no?

—Aborté hace un mes

—¿Cómo? ¿Hace un mes?—cada vez entendía menos

Lata se levantó y buscó un pañuelo.

—Así es—dijo secándose las lágrimas

—¿Tu familia lo sabe?

—No, jamás, ¡mi padre me mataría!

—¿Como abortaste? ¿qué hiciste?

—En principio tomé papaya verde con pimienta pero no funcionó. Unos dias más tarde probé con polvo de henna y tampoco dió resultado. Llamé a una amiga y me sugirió ir con una curandera de su villa. La  mujer me dió un paquete de hierbas medicinales para colocarlas en mi vagina pero no sucedió nada. La misma mujer me recetó tomar un brebaje de raíces de betel endulzadas con azúcar morena. El sabor era amargo y casi de inmediato comencé a sentir dolores en el abdomen. A los pocos días comencé a sentirme peor…llamé a mi hermana mayor…ella está casada y tiene experiencia…pero por temor a la reacción de mis padres no quiso ayudarme…

Me arremoliné en el sillón y apoyé mi cabeza en un codo.

—Presentía que algo raro sucedía—dije—te noté descompuesta y demacrada todos estos días.

—Llamé a otra amiga que está casada y el año pasado abortó una niña intencionalmente—Lata volteó para ver mi expresión y yo le hice un ademán para que continuara—fui a esa clínica clandestina. La enfermera me dió una bata blanca y pidió que removiese toda mi ropa interior en un baño que apestaba. El doctor me hizo un ultrasonido y un examen pélvico—Lata miraba al suelo cuando hablaba—el diagnóstico fue que el aborto no se había completado y tenía una infección.

Lata hacía largas pausas mientras narraba el relato y el sudor empapaba sus mejillas.

—Y…¿qué hicieron?

—Ese doctor sugirió que debía someterme a un procedimiento quirúrgico para evacuar los restos dentro de mi organismo—en la medida que relataba su desdicha poco a poco se iba tranquilizando.

—Y…¿Arun lo sabe?

—Lo he llamado, le he dejado miles de mensajes diciéndole que estaba esperando un hijo suyo y no aparece…no quise que el embarazo avanzara, debía tomar una decisión…no tenía dinero y tuve que pedir prestado a varias personas. También le mentí a mi madre y le pedí dinero hasta que logré reunir las seis mil rupias que necesitaba—ambas manos cubrían su rostro—al terminar la operación me dejaron en la camilla más de hora y media. Sentía que alucinaba.

—¿Cómo te sientes hoy?

—Tengo varias dias sintiendo dolores abdominales y sigo sangrando…

Arrugué el rostro y la miré fijamente

—Lata…lo que sientes no es normal…algo no anda bien.

—No, no… ya me pasará—dijo sacudiendo sus manos

—Lata, no puedo permitir que permanezcas aquí. Necesitas atención médica.—tomé el celular y le marqué a Rohit.

—¡No Camila!—gritó Lata arrebatándome el teléfono hasta aterrizar en el suelo—¡no puedo someterme a la verguenza pública! ¿No lo entiendes? Sería el fin para mi familia y el hazmerreír de todos. Mi padre no lo soportaría, jamás podría mirarle a los ojos.

Lata se levantó repentinamente dejando en el asiento un charco de sangre. Caminó tambaleándose hasta la habitación y se desplomó al llegar a la cama.

—¡Lata!—grité desesperada pero no hubo respuesta. Cogí el teléfono y reinstalé la batería que se había zafado con el golpe. Marqué de nuevo el número de Rohit pero no había respuesta.

—!Vamos maldita sea Rohit contesta!

Volteé el cuerpo de Lata y trataba de revivirla humedeciendo su rostro con un paño húmedo. Finalmente mi teléfono timbró.

—¿Camila?

—¿Rohit?—contesté gritando

—¿Qué pasa?

—Es Lata…mi compañera de trabajo…creo que está muy mal…está sangrando…no responde…está inconsciente…¡no sé que hacer!

—¡Cálmate Camila! ¿donde estas?

—En un departamento…no sé…

—Bien…dame la dirección…enviaré una ambulancia.

Los minutos se hicieron eternos, parecía que habían pasado muchas horas hasta que llegaron los paramédicos. Llegamos al hospital y Rohit nos recibió. Le conté lo sucedido y la ingresaron de inmediato a la sala de Emergencias.

—¿Sabes los números de contacto de su familia?—preguntó Rohit

—Los puedo investigar llamando a la oficina…pero…ella no quiere que se enteren…

Rohit me dedicó una mirada glacial

—Camila…estamos hablado de la vida de esta chica, no se trata de una fiesta de pijamas o confesiones de mujeres. Su familia debe estar aquí.

Me avergoncé de sólo pensar que pudiese sucederle algo a Lata

—Claro que si—dije bajando la vista y de inmediato llamé a la oficina.

Su familia llegó dos horas más tarde. Me senté en una butaca del hospital mientras a lo lejos observaba a mi esposo hablar con los padres de Lata. Su madre lloraba y su padre movía la cabeza de un lado a otro. Había otras personas acompañándolos que trataban de consolar a la desdichada pareja. Las trompas de falopio de Lata se habían infectado debido a la insalubridad durante el procedimiento quirúrgico. Solo quedaba esperar.

Los médicos que la atendieron salieron un tiempo después y le notificaron que Lata se encontraba bien pero nunca más podría tener hijos.

Durante el camino a casa Rohit no habló. Al llegar a nuestro departamento cenamos algo ligero y nos acostamos.

—¿Sucede  algo?—pregunté en la habitación. Rohit giró su cuerpo dándome la espalda por primera vez—¿Rohit?

Se volteó con la mirada iracunda

—¿Y después de esta noche todavía te parece que no sucede nada?

—¿Eh? ¿A qué te refieres?

—Camila…¡esa chica casi muere!

—Lo sé Rohit y también sabes que está respirando gracias a mi—dije en tono calmado

—¿Cómo es posible que mantuviera a escondidas de su familia su relación con un hombre casado?

—Arun no es casado…es divorciado, dos cosas muy diferentes.

—¿Arun? y encima ¡lo conoces!—dijo Rohit incorporándose

—Claro que no lo conozco, ¡sólo sé lo que Lata me ha contado!

—¿Y porque no le aconsejaste a tu amiga que fuese sincera con sus padres?… pero ¡claro que no! ¡después de todo tú eres la amiga “extranjera”, con la mentalidad tan abieeerta e ideas libertinas! ¡A ti pueden contarte todas sus ideas estúpidas y siempre serás taaan comprensiva!

—¡Oye! ¡Un momento! ¿Qué carajos insinúas? ¿Que soy su alcahueta?

—No sé si eres o no su alcahueta Camila…¡sólo se que sabías que esa chica andaba en malos pasos!

—¿Malos pasos? ¿qué diablos te pasa? ¿entonces tú también andabas en “malos pasos” cuando me conociste?

—¡Es diferente!

—¿Diferente? ¿Porqué va a ser diferente?

—¡Por que soy hombre!—gritó

—¡Oh!…¡que bien!…¡finalmente tu machismo se pone al descubierto!

—¿Porqué no terminas de entender que mi cultura es diferente?

—¿Si?  ¿y cuales son las grandes diferencias Rohit?

—¡Muchas!

—¿Estas seguro? ¡pues yo no veo tantas diferencias!  ¡los problemas son exactamente los mismos que toda maldita cultura con la gran diferencia que ustedes se empeñan en esconder lo que sienten verdaderamente! ¡En mi oficina hay hombres casados que persiguen mujeres solteras, hay mujeres casadas que han tenido un amante! ¡y qué carajos! el mundo sigue girando ¿no?

—Camila, no me interesan los asuntos de los demás, todos tenemos problemas, todos cometemos errores, mi problema es hacerte entender lo que considero correcto y lo que no, y pienso que el hecho de escuchar los flirteos de esa chica te hacen cómplice de un comportamiento intolerable que sólo ha traído desgracia para esa familia…¿visto los ojos de ese padre? ¿escuchaste los sollozos de su madre?

—!Claro que lo vi! ¡lo escuché todo! ¿pero sabes porqué lloraban? ¡No lloraban por Lata! ¡Lloraban por que ahora deben enfrentar la verguenza de tener una hija impura!  ¡una hija sin honor! ¡Una hija que se convertirá en una maldita carga y nadie querrá casarse con ella! ¡Lata se jodió su vida y lo más seguro es que mañana o pasado se ahorque en su habitación! ¿sabes porqué? ¡Por tu maldita, retrógrada y estúpida cultura!

—Entonces si mi cultura es tan retrógrada ¿porqué te casaste conmigo?

—¡Porqué me enamoré de ti! ¡No de tu familia! ¡No de tu cultura! —dije poniendo los brazos en jarras—¡me enamoré de tu personalidad, del hombre tierno, del hombre comprensivo, del hombre decidido, del hombre que quería formar una familia sin importarle que yo fuese extranjera! ¿Y qué me encuentro? …Una suegra posesiva que me odia, una…

—¡Basta Camila¡ ¡No metas a mi madre en esto!

—¿Tu madre? ¡Oh si claro! ¡Tu santa madre!

—Camila…te pido por favor dejemos a mi madre fuera de esto.

Rohit salió de la habitación y yo lo seguí.

—Pues…¿sabes qué? Los santos en el cielo están completos y resulta que… ¡tu madre no es tan santa como piensas!

Rohit arrugó el ceño y puso los ojos en blanco

—¡No me mires así!—le grité—sé lo que digo y no estoy inventando…

—¿Si? ¿Y qué tanto sabes tú de mi madre?

Se sentó en el sillón del recibidor abriendo las piernas y apoyando sus brazos en las rodillas.

—¡Sé más de lo que tu sabes!

—Si claro, claro…

—He dicho que sé de lo que hablo…tu madre no es la perfecta ama de casa que aparenta…es tan humana como cualquiera y ha cometido también sus errores.

—Camila ¿qué insinuas?

—¡Estoy harta de que tu madre me haga sentir como una paria sabiendo que ella no es ninguna santa!

—¿Sabes que Camila? ¡Me harté de tus estupideces!—dijo Rohit levantándose y regresando a la habitación.

—¿Estupideces? ¿crees que hablo estupideces?—decía en tono retador mientras lo seguía

—Pienso que hablas sin sentido, que te sientes herida y necesitas lastimarme y lo haces hablando sandeces de mi madre por que sabes que me duele.

—¡Tú no eres hijo de tu padre!—grité con todas mis fuerzas

Rohit se detuvo en seco y se volteó lentamente. Fijó su mirada en mi rostro mientras sus ojos se ponían vidriosos. Era una mirada de odio.

Entré al baño tirando la puerta. ¿Qué me estaba pasando? ¿Había enloquecido? Me senté en el borde del sanitario tratando de digerir el gran error que había cometido e intentando sopesar las implicaciones que ello traería consigo. ¿En qué estaba pensando para soltarle semejante afirmación a Rohit? Ni siquiera tenía pruebas y aunque había leído el bendito diario no había quedado claro lo que Gauri había visto. Sentí un peso grande en los brazos y en las piernas y mi cabeza daba vueltas. La puerta del baño se abrió y Rohit se sentó sobre los azulejos exactamente frente a mí. No podía mirarle a la cara. Si todo acababa era sólo mi culpa.

—¿Puedes contarme a qué te refieres?—murmuró pausadamente revolviendo su melena perezosamente con la mano.

Le conté todo desde el principio. Mis clases de hindi en el barrio Musulmán, la tarde que entré a la casa de Vikas y descubrí el diario y por último el contenido del diario.

—¿Donde están las copias?

—Las quemé…

—¡Qué conveniente!—dijo Rohit sarcásticamente

—Lo hice justamente ayer…para no herirte…aunque no me creas.

Volvimos a nuestra rutina al día siguiente y Rohit sólo me hablaba lo necesario. Me dolía mucho su indiferencia pero aprendí a sobrellevar la situación. Lata no volvió nunca al trabajo. Sus padres se la llevaron a su villa de origen en el norte de Bihar. Al poco tiempo supe que se había casado con un agricultor de la región en un matrimonio concertado. Todos sus sueños y esperanzas se había diluído en el mar de las tradiciones…

GLOSARIO DE TERMINOS:

*Delihenses: nativos de la ciudad de Nueva Delhi

*Dhobi: lavandero.

Continuará…

Historia de Ficción original de:

Lorena Mena

Ilustraciónes:

Lorena Mena

Artículos Relacionados:

Blogonovela: Confesiones de una Esposa Extranjera. Parte I: Los Tabúes de la Sociedad

Blogonovela: Confesiones de una Esposa Extranjera. Parte II: Santitos

Blogonovela: Confesiones de una Esposa Extranjera. Parte III: La Ciudad Luz

Blogonovela: Confesiones de una Esposa Extranjera. Parte IV: El País Alrevés

Blogonovela: Confesiones de una Esposa Extranjera. Parte V: Kalya

Blogonovela: Confesiones de una Esposa Extranjera. Parte VI: El Sari Azul

Blogonovela: Confesiones de una Esposa Extranjera. Parte VII: Los Intocables

Blogonovela: Confesiones de una Esposa Extranjera. Parte VIII: La Casa del Rio

Blogonovela: Confesiones de una Esposa Extranjera. Parte IX: Masala Chai

Blogonovela: Confesiones de una Esposa Extranjera. Parte X: Memorias del Pasado

Blogonovela: Confesiones de una Esposa Extranjera. Parte XI: Gauri

Blogonovela: Confesiones de una Esposa Extranjera. Parte XII: Sueños y Realidades

Blogonovela: Confesiones de una Esposa Extranjera. Parte XIII: La Boda

Blogonovela: Confesiones de una Esposa Extranjera. Parte XIV: Hogar Dulce Hogar

Blogonovela: Confesiones de una Esposa Extranjera. Parte XV: Tierra de Oportunidades

Blogonovela: Confesiones de una Esposa Extranjera. Parte XVI: Nueva Delhi

Blogonovela: Confesiones de una Esposa Extranjera. Parte XVII: Fanatismo Religioso

Blogonovela: Confesiones de una Esposa Extranjera. Parte XVIII: Sombras del Pasado

Blogonovela: Confesiones de una Esposa Extranjera. Parte XX : Un Adios Inesperado

Work Id: AAA-013878
Work FingerPrint: NQ3QCED8FD9NM2AU8M7EO2KJ6M7N73IF4G97ANL2DBEJC3BAOF
Work name: Historias de la India | El Shock cultural del Occidente a una cultura Asiática
Work type: Multimedia / Internet / Página Web
URL: http://historiasdelaindia.com/
License: All Rights RLicenseEl titular de los derechos de autor expresa la no renuncia a cualquiera de los derechos exclusivos, tanto morales como patrimoniales, que la legislación internacional en materia de Propiedad Internacional le concede sobre la obra.Si desea utilizar esta obra para un fin que excededa los límites de la licencia, por favor contacte con el propietario de la obra.
Actual version: 2013-11-02 19:28:20.0
Version FingerPrint: J1287FC5DIDUAHTC644DQ2BLA6MLT33O9E9I99DQCOJ63TRRDS
Known versions: V 1  2013-11-02 19:28:20.0  All Rights R
Rights owner: Lorena Mena – Contact form
Venezuela

, ,

51 Comentarios para Blogonovela: Confesiones de una Esposa Extranjera. Parte XIX

  1. Ely Martinez 2 de noviembre de 2013 a las 4:23 am #

    Excelente! Gracias Lorena, es gracioso como uno como lector se sumerge en la historia, a tal punto que empieza sin voluntad a hacer diferentes expresiones con el rostro…pasan mis compañeros de trabajo y preguntan de que se ríe?, por que suspira?…. y hemos terminado leyendo la historia juntos y han terminado con la misma cara que yo pongo cuando termino una historia…y que sigue ahora????…Esperamos el próximo capitulo con Ansias Lorena…!

    • Lorena Mena 2 de noviembre de 2013 a las 5:32 am #

      Estimada Ely qué hermosas líneas! Más aún me emociona imaginarme sus reacciones ante la lectura! Muchas gracias por el apoyo y les prometo que la siguiente entrega será más rápida! 🙂

  2. marce 2 de noviembre de 2013 a las 9:43 am #

    gracias Lorena, excelente capitulo, ya estoy ansiosa por leer el siguiente

  3. linda benitez 2 de noviembre de 2013 a las 11:20 pm #

    me encanto lore, espero que no tardes tanto con el siguiente.. estaremos ansiosas.. 😀

    • Lorena Mena 2 de noviembre de 2013 a las 11:29 pm #

      Gracias linda!! 🙂

  4. Johy 6 de noviembre de 2013 a las 3:27 am #

    OMG! He quedado sufriendo! jajajajaja Muy buen capítulo, lo sentí super corto, me lo devoré en menos de 5 minutos! Ansiosa de leer el próximo!

    • Lorena Mena 6 de noviembre de 2013 a las 4:03 am #

      Gracias Johy!!

  5. Alina 6 de noviembre de 2013 a las 11:20 pm #

    Hola Lorena, me encanto este capitulo, estuve meses esperando por este.
    aunque lo note un poco corto, esta re-interesante quisiera ver el siguiente ya… Te felicito por tu Blog es excelente, siempre estoy pendiente de tus publicaciones… Espero que estés bien, Congratulations! 🙂

    • Lorena Mena 7 de noviembre de 2013 a las 12:59 am #

      Gracias Alina!!

  6. MilagRos Cienfuegos 12 de noviembre de 2013 a las 8:45 pm #

    Que pasó con ellos? Aún faltan capítulos?

    • Lorena Mena 13 de noviembre de 2013 a las 2:56 am #

      Hola Milagros, así es, la novela la voy escribiendo poco a poco 🙂

  7. Carmen 18 de noviembre de 2013 a las 3:38 am #

    Hola cuando seguiremos leyendo esta emocionante novela está buenísima!!!!!!

    • Lorena Mena 21 de noviembre de 2013 a las 2:00 am #

      Estimada Carmen
      Escribo en la medida que el tiempo y mis otros compromisos me lo permiten. ya estoy trabajando en el próximo capitulo, aspiro publicarlo próximamente. Gracias por tu apoyo!

  8. jaime alberto hernandez cortes 21 de noviembre de 2013 a las 1:23 am #

    hola camila soy yo jaime talvez no me recuerdes hace tiempo que no vengo por aqui, te envio ese mensaje para decirte que; finalmente has subido capitulos, y no fue uno solamente, sino 3, excelente, las he leido y me he enterado de cosas muy interesantes, de modo que nalini y vikas eran amantes?,en cuanto al shiv sena ese no deberia ser considerado un partido politico, sino mas bien deberian considerarlo un grupo del calibre de hezbollah y al qaeda-version hindu, solo les falta dejar carros bomba en las calles y enviar camicazes a las calles para ser un autentico grupo radical terrorista, y en cuanto al caso de lata, es increible como los prejuicios pueden dañar la vida de una persona, haciendo un analizis de todo lo que has ilustrado en tu novela,me queda claro que india es un estado y una sociedad sumamente compleja, parece ser un estado en donde es dificil vivir, bueno esperare con ansias el proximo capitulo, adios camila y que tengas un buen dia.

    • Lorena Mena 22 de noviembre de 2013 a las 12:18 am #

      Gracias Jaime!…tu siempre tan fiel seguidor!

  9. Fatima 26 de noviembre de 2013 a las 8:38 pm #

    Ansiosa por leer más, jejej creo que diario entro a tu blog para ver si ya subiste el nuevo capítulo. Gracias Lore.

    • Lorena Mena 27 de noviembre de 2013 a las 12:42 am #

      Gracias por el apoyo Fatima!!

  10. Luz 17 de diciembre de 2013 a las 3:16 am #

    Desde que leí el primer capítulo, no me puede detener hasta leerlos todos. Es una historia de ficción con demasiados matices de realidad. Espero el desenlace, pero en verdad no me gustaría estar en los zapatos de Camila. Felicitaciones, noto que en esta historia hay mucha información de alguien que conoce este país verdaderamente, y que lo recrea en cada situación. Hay momentos difíciles y terribles. Aún así espero visitar a la misteriosa India, la magia entre la fantasia y la realidad.

    • Lorena Mena 17 de diciembre de 2013 a las 7:44 am #

      Gracias Luz por dejar tan hermosas lineas! Se agradece muchísimo el apoyo que me alienta a continuar escribiendo! 🙂

  11. llerjana 21 de diciembre de 2013 a las 5:39 am #

    hola lore!!

    primero felicitaciones por tu decoración navideña, con toque occidentales y también rasgos indios!!

    cheverísima tu novela!!! me he leído los últimos 6 capítulos seguidos de lo interesante que se ha puesto y al principio me asustaba el hecho de no ver en el índice los siguientes capítulos por lo que pensaba que sólo eran 19 y cuando comencé a leerlo estaba super intrigada con el final. cuando acabé de leerlo fue que me di cuenta que aún está en proceso y no terminaría con el 19 que alivio!!!! porque no me imaginaba cómo podría acabar TODO lo que ha transcurrido en tan sólo un capítulo y además, apenas esta comenzando la historia de camila en la india!!!

    realmente es muy buena y me ha mantenido sumergida en ella… en la vida de camila y el gran contraste con la India, además de todas las connotaciones culturales, los diferentes entornos, paisajes, lugares, personas, los hechos históricos que han definido a ese país en lo que hoy es… realmente logras conectar al lector con ese país y me imagino que también existe cierta conexión entre tú y camila… al ser ella venezolana igual que tú y al parecer también de tez clara… sólo que tú gracias al cielo estás casada con un venezolano jeje…

    y es que esto último lo digo porque a lo largo de toda la novela recuerdo lo que una amiga decía: “debe ser muy complicado casarse con alguien de otra cultura” y siempre como antropólogas comentábamos eso, entre lo exótico que eso representa, pero al mismo tiempo, lo difícil y complicado que sería convivir con alguien que no sólo es diferente a ti sino que viene de un entorno completamente distinto y en algún momento puede resultar problemático porque las diferencias son profundamente culturales, intrínsecas; y pude revivir todo eso especialmente con este capítulo.

    te felicito por tu talento!!! y espero ansiosa la próxima entrega!! espero que no tarde demasiado!!
    a ver si nos das ese regalo de niño jesús!!!

    • Lorena Mena 21 de diciembre de 2013 a las 8:09 am #

      Gracias por tan hermosas líneas! …es muy grato darse cuenta que el esfuerzo que ponemos a diario enriquece a otras personas! La novela se me ha complicado un poco con las fiestas de diciembre…ya sabes, las visitas y la familia, sin embargo haré mi mejor esfuerzo por publicar este mes! Gracias por tu apoyo y esperamos seguir contando con tus visitas!

  12. Miss Bierd 26 de diciembre de 2013 a las 2:16 am #

    Oh por Dios Lorena, deja de torturarnos con el morbo de lo que sucederá en el próximo capitulo………. Publica que tengo hambre del próximo…..

    • Lorena Mena 26 de diciembre de 2013 a las 10:24 am #

      Estimada Maria
      No es tortura jeje…es que las fiestas navideñas me han quitado mucho tiempo!

  13. Clau 8 de enero de 2014 a las 6:31 am #

    hola, hoy 7 de enero encontré la pagina y me leí todos los capítulos, del Ihasta el XIX, en un solo ´día, tienen continucacion me pregunto? y esto fue verdad? o solo es una historia, agradezco tu respuesta de antemano. estoy muy sorprendida con la historia.

    • Lorena Mena 8 de enero de 2014 a las 10:27 am #

      Estimada Clau…muchas gracias por el apoyo.Claro que tienen continuación, lo que sucede es que durante las fiestas navideñas he viajado y he estado un poco delicada de salud por lo que se me ha complicado continuar escribiendo. Yo aspiro publicar próximamente durante el mes de Enero. Gracias por tu paciencia!

  14. zuleyka 8 de enero de 2014 a las 8:14 pm #

    Esta historia me encanto espero con ansias el siguiente apitulo

    • Lorena Mena 9 de enero de 2014 a las 12:34 pm #

      Gracias por el apoyo Zuleyka!!

  15. Arlyne Sandoval 10 de enero de 2014 a las 8:12 am #

    Esta historia es fascinante, es una de esas pocas que atrapa mi mente y me transporta, en este caso a la India, te agradezco mucho Lorena por todo lo que has hecho, es increíble ver a la India desde distintos puntos de vista, conocer de ella más en lo profundo, me he leído esta historia en UN DÍA wow!! Espero con ansias el capítulo XX y todos los que le siguen, deseo que pases muy bien, bendiciones.

    • Lorena Mena 10 de enero de 2014 a las 9:02 am #

      Gracias por el apoyo Arlyne!

  16. Claudia 10 de enero de 2014 a las 9:17 am #

    Claro que si, esperare ansiosa el nuevo capítulo y te deseo te repongas pronto de salud.

    • Lorena Mena 11 de enero de 2014 a las 12:57 am #

      🙂

  17. kass 14 de enero de 2014 a las 11:58 am #

    ah me quede con las ansias del nuevo capitulo, la verdad que buena historia, eres genial, no recuerdo como llegue a leer esta blogonovela pero ahh me fascino, espero que te vaya bien y buena suerte

    • Lorena Mena 15 de enero de 2014 a las 12:53 pm #

      Gracias Kass!

  18. JESSICA 14 de enero de 2014 a las 7:39 pm #

    Estoy fascinada por esta novela, es actual y envolvente me encanta!!!
    espero que ya estes mejor de salud y al igual que todas tus lectoras, a la espera de la nueva aventura de camila…..

    • Lorena Mena 15 de enero de 2014 a las 12:54 pm #

      Gracias por el apoyo Jessica!!

  19. Rosa 17 de enero de 2014 a las 5:35 am #

    Hola Lorena acabo de devorarme tu blognovela hasta este capítulo y te dedico una palabra: PUBLÍCALA!!! Es atrapante! Sos una araña, una de las Moiras griegas (diosas que tejían el destino). Te lo digo en una buena!, honrándote! Sos una sabia tejedora de circunstancias, de personajes, de vivencias, de historia, de costumbres,TODO está en tu novela. Te juro que me encantaría tener el LIBRO impreso entre mis manos ahora mismo para seguir disfrutando de la/s historia/s. Como en varios cuadros famosos donde aparece: “el cuadro dentro del cuadro”, tu novela nos regala: “la historia dentro de la historia”. Hacía mucho, mucho tiempo que un “libro” relacionado a India no me atrapaba así. Y leo muchísimo y me encanta India y leo todas las novelas sobre India que llegan a mis manos, y creo que desde “La emperatriz tras el velo” (que lo leí en 2006) ninguna novela de la India me atrapó como la tuya. Además, como -gracias a Dios- tuve la suerte de viajar a India, en cada capítulo: huelo, como, toco texturas, veo colores, camino por las calles, veo su gente, VIVO India. Gracias! Gracias! y por favor: cuando termines esta novela intentá publicarla en papel!!! Y no dejes de escribir otras muchas más!!
    Me encanta haber dado con tu blog y te felicito también por ser una mujer tan capacitada para tantas cosas!! Todos los artículos interesantísimos del blog Y LOS DIBUJOS también y encima: la blognovela! No sé cómo es tu vida pero te asocio mucho con Camila como mujer, independiente y, por la forma de escribir, te imagino periodista o relacionada a la literatura de alguna manera. Felicitaciones de nuevo!! y GRACIAS ya que haber entrado en tu blog fue un regalo para mi.
    Como todos tus seguidores, obviamente ansío leer la continuación pero no te apures, dale tiempo a la creatividad que nace y florece cuando debe hacerlo. Excelentísimo! Atrapante! De calidad! Realmente es un placer leerte!! Namasté!

    • Lorena Mena 17 de enero de 2014 a las 6:05 am #

      Estimada Rosa
      Hasta ahora mi mayor satisfacción han sido los amables comentarios de mis seguidores. Me llena de inmenso placer leer unas lineas tan expresivas y cargadas de tanta sinceridad! Que honor ser comparada con una escritora de la talla de Indu Sundaresan! Adoro casi todas sus novelas las cuales he leído a lo largo de estos años. Espero poder cumplir tus expectativas en la continuación de los artículos restantes y también espero poder llegar a publicarla algún día! Te mando un caluroso saludo desde estas lejanas tierras! 🙂

  20. Ela 28 de enero de 2014 a las 11:55 am #

    Ay querida Lorena!!!! quiero seguir leyendo!!! es increible tu novela!!!!!! por favor, publica pronto la continuación!!!! qué maravilla!!! tienes que publicarla completa en un libro, definitivamente!!!!! Mil gracias nuevamente!!!!

    • Lorena Mena 29 de enero de 2014 a las 4:38 am #

      Gracias Ela…claro que si…proximamente publicaremos el proximo capitulo!!

  21. Luis Fernando Sattui Mejía 29 de enero de 2014 a las 3:47 am #

    Felicitaciones por la Blogonovela! Simplemente la amé 🙂 esperaré con ansias el siguiente capitulo.

    • Lorena Mena 29 de enero de 2014 a las 4:44 am #

      Gracias por el apoyo Luis Fernando! 🙂

  22. nany 3 de febrero de 2014 a las 4:10 am #

    Hola Lorena! Excelente trabajo!
    Cuando continuaras con el proximo capitulo???

    • Lorena Mena 4 de febrero de 2014 a las 11:42 am #

      Hola Nany…muchas gracias por el apoyo! La verdad se me ha complicado por falta de horas en el día pero ya trabajo en ello!

  23. Romi 4 de febrero de 2014 a las 6:31 pm #

    Hola!
    Ayer descubri tu website y hoy he terminado de leer tu novela. ME ENCANTA!
    Felicidades por tu trabajo y espero que estes recuperada.
    Espero con mucho entusiasmo tu próxima entrega.
    Saludos,
    Romi

    P.D. Agadeceré infinitamente si me recomiendas algunas novelas que tengan relación con la India 🙂 Gracias!

  24. karina luna 10 de abril de 2014 a las 10:58 pm #

    Hola Lore:

    hace tres días descubrí tu pagina buscando el significado de la figura de cachemira, y me fui metiendo hasta encontrar tu blogonovela que me bebi en tres días laborales! esta increíble, he sufrido y reido y hecho corajes con cada relato, pues pareciera que los vivo con la forma tan espectacular como nos lo relatas, gracias, y por favor no tardes mucho en el siguiente capitulo, te lo rogamos!! desde México con mucho cariño

  25. Laura Galvis 27 de junio de 2014 a las 8:23 am #

    Son las 3 de la mañana, debo madrugar y estoy encandilada con esta historia. Lorena no sé como haces para que uno pueda palpar los olores, para que uno pueda observar el rio que cruza la casa o percibir los sabores que empapan a la India, no sé como haces para que yo sin tener un novio o esposo indio, sienta a Camila en mis carnes y entenderla, querer a Gauri por aferrarse a su libertad sin importar las adversidades e incluso observar la frialdad y a la vez el misticismo de esta tierra lejana.
    Has traído India a Colombia junto a mi, has traido su colorido y como Camila (y tu también dices) sus dos caras, la amable y la pérfida.

    No tengo palabras para agradecerte por esta historia. Espero que subas pronto un nuevo capítulo. 😀

    Saludos desde Colombia,Bogotá! 😀

  26. sofia 29 de marzo de 2015 a las 5:59 am #

    wwwwwwaaaaaoooo una historia verdaderamente impresionante me atrapo de tal forma q pase todo el dia y parte d la noche leyendo mi mente pudo divisar a camila es inebitable no poder hacer todos y cada uno d sus gestos e imaginar cada lugar mensionado.. cada capitulo dejaba un suspenso y esas ansias d saber que sigue…! me encantaria saber cual fue el decenlaze de esta historia tan hermosa. mil felicitaciones LORE un fuerte abrazo desde venezuela……!

    • Lorena Mena 31 de marzo de 2015 a las 4:37 pm #

      Hola Sofia…muchas gracias por el apoyo!!Ya estoy trabajando en el desenlace…aspiro terminarlo esta semana santa. Un abrazo fuerte! 🙂

Deja un comentario

Desarrollado por LBM Diseño Web

Facebook

Get the Facebook Likebox Slider Pro for WordPress